Finalidad y propósitos

La educación que imparten nuestros colegios debe ser integral y evangelizadora al servicio de los necesitados de misericordia y buscando que en todo acontecimiento se ame y alabe a Dios.

  • Para todos los miembros de la comunidad educativa

    VIRTUD

    • Formar en los valores y virtudes para alcanzar gradual y libremente el bien debido que lleve a actuar con responsabilidad al servicio de la sociedad.
    • Trabajar en armonía para lograr los objetivos educativos de la institución, tomando en cuenta los lineamientos congregacionales.
    • Impulsar la acción comunitaria, a partir de la integración de todos sus miembros y del trabajo en equipo.
    • Fomentar la tolerancia y el respeto mutuo entre los miembros de la comunidad educativa, para facilitar la unidad y comunión entre todos.
    • Fomentar en todos los miembros el cuidado de su persona, por respeto a sí mismo y aprecio por los demás.

     

    CIENCIA

    • Promover el saber humano como un deber de servicio y de responsabilidad con la participación activa de todos sus miembros.
    • Propiciar los medios para que se logre una sólida formación integral de calidad.

     

    MISERICORDIA

    • Vivir la misericordia amando a Dios en nuestros hermanos con aprecio y delicadeza en el trato diario.
    • Acoger con cariño a los nuevos miembros para ayudar a que se identifiquen y logren el sentido de pertenencia en la Comunidad Escolar.
    • Tener como principio rector la práctica de las obras de misericordia corporales y espirituales ante cualquier circunstancia de vida.
    • Formar en la espiritualidad y labor apostólica de nuestra congregación de manera que si lo desean, se integren a la familia de los Misioneros del Señor de la Misericordia.

  • Dirección general

    A la dirección y coordinadores les corresponde con eficacia y eficiencia dirigir, administrar, gestionar y evaluar el servicio educativo. Son los que promueven la fidelidad a los principios congregacionales, plasmados en el presente Ideario.

    VIRTUD

    • Realizar su misión con espíritu de servicio, confianza en Dios, identificación con la Congregación, visión de futuro y evidente calidad.
    • Estar abiertos respetuosamente a todas las personas de diferente credo, ideología, raza y condición socioeconómica, sin negar la fe que profesamos.
    • Promover un clima de confianza, respeto, armonía, cordialidad y libertad que favorezca las relaciones interpersonales y la labor educativa.
    • Promover el trabajo colaborativo entre las religiosas y todo el personal que integra la institución, estimulando y apoyando las iniciativas en su área de desempeño.
    • Promover la integración y convivencia al participar en los eventos que organiza el Colegio y la Congregación.
    • Dirigir nuestros colegios pensando que son obras congregacionales al servicio de la Iglesia, no obras personales.
    • Procurar que en nuestros colegios haya sencillez, decoro, aseo, orden, elegancia y belleza, en espacios dignos, funcionales y de calidad para el buen desarrollo de la labor educativa.

     

    CIENCIA

    • Procurar que la observancia de los lineamientos establecidos por las autoridades civiles, eclesiásticas y congregacionales guarden un sano equilibrio entre sí.
    • Lograr una adecuada gestión directiva de nuestros centros educativos, capacitadas y actualizadas en las áreas académicas y administrativas.
    • Cuidar que el personal contratado posea los títulos y grados académicos para su función, así como las cualidades éticas, psicológicas, espirituales, intelectuales y físicas requeridas en los puestos y cargos de la institución.
    • Motivar y facilitar al personal los medios necesarios –según las posibilidades de la institución- para que se actualicen y busquen nuevas estrategias que les permitan mejorar su nivel académico, cultural y espiritual.
    • Brindar a los Padres de Familia asesoría de calidad en su misión como primeros educadores y trabajar con ellos para acrecentar su relación con Dios.
    • Hacer buen uso de los recursos, dando prioridad a la actualización profesional y espiritual del personal, supervisando su aplicación, de acuerdo a los fines para los cuales fueron destinados.
    • Mantener comunicación constante con la Ecónoma General, de la Congregación, a fin de obtener apoyo y resolver los asuntos y necesidades financieras de la Institución.

     

    MISERICORDIA

    • Solidarizarse con colegios hermanos, apostolados y proyectos de la Congregación, poniendo al servicio de los demás las experiencias y logros propios.
    • Fijar las cuotas con criterio de justicia de acuerdo a la realidad económica de la población que se atiende y a las necesidades del colegio teniendo en cuenta las sugerencias de las autoridades competentes.
    • Manifestar fidelidad al deseo de nuestros fundadores de apoyar a los más necesitados, otorgando becas a los alumnos de escasos recursos.
    • Lograr una adecuada retribución económica, como un deber de justicia de acuerdo al perfil de puesto, estipulado en contratos bien definidos que permita al personal una vida digna y favorezca una entrega generosa a la labor educativa.

  • Maestros

    Es un profesional de la educación, ejerce su labor como formador y agente de cambio, y dócil al Espíritu Santo hace de su vocación magisterial una vivencia gozosa del amor misericordioso de Dios para comunicarlo a los demás.

    VIRTUD

    • Realizar la labor docente con delicado respeto a los alumnos, abierto a cualquier credo, pero sin temor a impartir la formación religiosa y sin prejuicio sobre los valores universales.
    • Ayudar a los alumnos a adquirir los hábitos de colaboración, responsabilidad y espíritu de servicio, para que se formen como mejores ciudadanos e hijos de la Iglesia.
    • Dar gran importancia a la formación volitiva y afectiva de los alumnos desde el inicio de su educación, para que puedan amar y actuar libre y rectamente.
    • Desarrollar en el alumno la capacidad de convivencia para que respete y escuche los diferentes puntos de vista, logre aprendizajes significativos y se abra a oportunidades de crecimiento.
    • Formar en sus alumnos el amor a la patria y la actitud democrática para que convivan en un ambiente de cordialidad, donde puedan manifestar su manera de sentir y pensar.
    • Propiciar a lo largo de la etapa evolutiva del alumno, relaciones personales con educadores significativos, ya que las mismas enseñanzas tienen mayor incidencia en la formación del estudiante si van impartidas en un contexto de compromiso personal, de reciprocidad auténtica, de coherencia en las actitudes, estilos y comportamientos diarios.
    • Conocer e involucrarse en el medio social y cultural en el que se desarrollan sus alumnos para despertar en ellos el sentido de pertenencia grupal y para que en el futuro puedan transformar y mejorar su entorno.
    • Manifestar una actitud positiva en la responsabilidad de colaborar con los padres de familia en la educación de sus hijos.
    • Ser consciente de que la comunicación asertiva es medio eficaz que ayuda a realizar con éxito la labor educativa.
    • Promover el desarrollo de personalidades maduras de acuerdo a la etapa cronológica de los alumnos: manejo del propio carácter, capacidad de tomar decisiones prudentes, adecuado sentido de responsabilidad, actitud de servicio, de colaboración y lograr un recto juicio de los acontecimientos.

     

    CIENCIA

    • Involucrarse activamente en la realización del Proyecto Educativo de la institución y en cualquier organización que la dirección convoque.
    • Brindar a los alumnos una formación científica, técnica, artística, física y moral iluminada por la educación en la fe, conforme a su grado y nivel escolar.
    • Desarrollar la capacidad intelectual de los alumnos mediante el estudio y reflexión, para que sean capaces de poseer un criterio conforme a la verdad y continuar su propia formación.
    • Propiciar espacios que favorezcan conocer la realidad del alumno para orientarlo en sus necesidades académicas, espirituales o familiares.
    • Entender la evaluación como un proceso esencial y permanente de la educación, evaluando no sólo el aprendizaje de sus alumnos, sino los objetivos, estrategias, competencias, métodos, materiales didácticos, y todo aquello que colabore a la mayor calidad y eficacia de su trabajo docente.
    • Adecuar a la etapa evolutiva de los alumnos su labor docente, dosificando los contenidos de los programas, haciéndolos accesibles, y dándoles sentido y significado en la vida actual y futura de sus estudiantes.
    • Solicitar la activa y estrecha colaboración de los padres de familia, ya que son los primeros y principales educadores de sus hijos, para hacer de la educación una tarea conjunta, según el estilo del colegio.
    • Consultar a los compañeros que tengan mayor experiencia en el manejo y conocimiento de algunos contenidos temáticos y práctica docente para enriquecer su labor educativa.
    • Desarrollar el quehacer educativo de acuerdo a los planes y programas de estudio oficiales en relación a los avances científicos y tecnológicos y conforme a los lineamientos y principios de nuestro Ideario Educativo.

     

    MISERICORDIA

    • Ser ejemplo de vida de oración y de servicio a los más necesitados, descubriendo en sus alumnos la presencia de Jesús, y siendo consciente de su liderazgo social.
    • Imitar y descubrir a Cristo Misericordioso en la dimensión apostólica de la educación, para hacer de la vocación magisterial una vivencia gozosa del amor de Dios.
    • Ayudar a los alumnos a descubrir el mensaje y amor misericordioso de Dios con actitud de constante agradecimiento en sus actividades de estudio, trabajo y vida en general.
    • Ser auténticos educadores que amen a sus alumnos, les manifiesten que son amados, conozcan el medio ambiente en que viven y cuiden que desarrollen todas sus competencias y habilidades.

  • Alumnos

    Son personas libres, perfectibles y agentes corresponsables de su propio desarrollo humano, psicológico y espiritual; capaz de apreciar lo que es la vida, solidarizarse con los más necesitados y ser felices en orden a su fin último.

    VIRTUD

    • Cultivar la gratitud y el respeto hacia sus padres por ser ellos el medio por el cual recibieron el don de la vida y los primeros interesados en su educación y superación.
    • Ser dóciles a las orientaciones de sus educadores manifestando confianza en ellos y en la institución.
    • Valorar la riqueza de la amistad y el compañerismo, la utilidad de la diversidad para madurar en la capacidad de insertarse en la sociedad y transformarla.
    • Actuar con responsabilidad y madurez en el ejercicio de la sexualidad, en el marco del verdadero amor cristiano.
    • Cuidar la salud personal, física y mental, las normas alimenticias y los buenos hábitos de higiene.
    • Cuidar con conciencia ecológica la utilización y aprovechamiento de los recursos para colaborar en la conservación del medio ambiente.

     

    CIENCIA

    • Ser responsables de su estudio y formación continua, adquiriendo las virtudes del orden y disciplina personal, comprometidos con la ciencia y la verdad.
    • Adquirir la madurez   humana y afectiva necesaria para los retos que la vida les presente.
    • Hacer un análisis crítico de la cultura, que les permita forjarse un criterio propio y actuar en consecuencia frente a las necesidades de su tiempo.
    • Esforzarse en adquirir los hábitos científicos y técnicos que le permitan entender la realidad y aportar soluciones a los retos que su medio social le presenta.
    • Adherirse a la verdad, libre y conscientemente mediante la observancia a las normas escolares, familiares o sociales, que favorezcan un ambiente de armonía, justicia y paz.

     

    MISERICORDIA

    • Estar abiertos a crecer en el amor a Dios a través de: Amor a la Eucaristía, vivencia de la pureza, asiduidad a la oración especialmente por la Santidad Sacerdotal, Amor a la Santísima Virgen María, Misericordia con los demás.
    • Adquirir una conciencia clara, madurez humana y espiritual para estar dispuestos a colaborar en las actividades apostólicas y de servicio para los más necesitados, con sentido de libertad y responsabilidad.
    • Distinguirse por su formación intelectual, moral y espiritual, que les permita participar en el desarrollo de la sociedad con una exquisita sensibilidad social y una profunda responsabilidad civil y política.
    • Ser sensible a participar activamente en la solución de las necesidades de su comunidad con un verdadero sentido de justicia y amor.
    • Dar a conocer la experiencia de la misericordia divina expresada en obras, estudio y trabajo.

  • Padres de familia

    Los Padres de familia tienen la obligación de educar a sus hijos, éstos tienen “el derecho a vivir en una familia unida y en un ambiente moral, favorable al desarrollo de la propia personalidad; el derecho a madurar la propia inteligencia y libertad.”

    VIRTUD

    • Tomar conciencia  de que son los primeros responsables en la educación de sus hijos.
    • Cuidar la salud física de sus hijos procurando que su alimentación esté bien balanceada y que el horario de descanso, recreación y estudio sea adecuado a la edad y condiciones de ellos.
    • Formar los hábitos disciplinarios que permitan que sus hijos posean una voluntad firme y orientada a la consecución de metas sólidas.
    • Ser congruentes y solidarios con los principios éticos de la institución a la que han encomendado la educación de sus hijos.
    • Ser positivos y respetuosos en sus relaciones con las autoridades educativas, maestros, personal auxiliar y padres de familia de la institución.
    • Cuidar que los periodos vacacionales se aprovechen para compartir en familia el descanso y la diversión.

     

    CIENCIA

    • Aprovechar los espacios y oportunidades que ofrece la Institución para su formación en la misión de guiar y acompañar a sus hijos.
    • Educar en la diversidad. Esa relación de confianza es la que determina, matiza y da forma al binomio familia-escuela, que debe estar marcada por una actitud de responsabilidad compartida y complementaria en la tarea de educar a los hijos; implica una verdadera relación de comunicación donde padres y comunidad educativa, establezcan una vía abierta de información, de orientación, constructiva y exenta de tensiones por el papel que cada uno de ellos desempeña.

     

    MISERICORDIA

    • Participar en acciones conjuntas con los alumnos en el ejercicio de obras de misericordia.
    • Integrar con padres de familia, grupos capaces de asimilar nuestra espiritualidad a fin de que se inserten en las diferentes actividades relativas a las obras de nuestra congregación.
    • Ayudar a descubrir la vocación personal de sus hijos, de manera que den respuesta al plan que Dios tiene para cada uno, en espíritu de fe, caridad y piedad.